pilates

Contrología o Método Pilates:

Es el arte de coordinar el desarrollo del cuerpo, la mente y el espíritu, a través del estricto control del movimiento. Es un método de ejercicio que se basa en la relación entre la respiración y el uso del centro, con un fuerte énfasis en la estabilización como base del movimiento libre.


Beneficios:

Al trabajar el cuerpo como un Todo, desde la musculatura más profunda a la más periférica, se mejora la postura, la flexibilidad y el equilibrio global, además de estilizar la figura.

La práctica regular aporta mejoras en el rendimiento físico e intelectual, además de una agradable sensación de desahogo y vitalidad.

Rehabilita y prevé lesiones además de tratar enfermedades como la osteoporosis, el dolor de espalda, problemas respiratorios, problemas con el suelo pélvico… etc.

Nos proporciona un cuerpo moldeado y fuerte, que lo hace mucho más ágil en las actividades cotidianas y que aporta un agradable sentimiento de bienestar.


¿Quién lo puede practicar?

Cualquier persona puede practicar estos ejercicios y encontrar mejoras a su medida, no importa la edad ni la capacidad física o el nivel de elasticidad que se tenga.

Se pueden adaptar muy bien los ejercicios y incluso se pueden practicar con diferentes niveles de dificultad adaptados a cada persona.


Principios del Método:

Respiración, control central y estabilización, organización de la cintura escapular, alineación, articulación de la columna, disociación del movimiento, integración y fluidez.


¿Qué hay que traer?

– Ropa cómoda que permita el movimiento.

– Una toalla de medida grande.

– Agua para hidratarse.


Historia:

Joseph H.Pilates (1880-1967) nació en Alemania. De muy pequeño sufrió asma, raquitismo y fiebres reumáticas.

Es por eso que le recomendaron realizar actividades deportivas para poder superar las limitaciones físicas provocadas por estas enfermedades.

Se dedicó al estudio de las formas de ejercicio físico orientales y occidentales tales como el yoga, las artes marciales, la filosofía zen y la calisténia griega y romana.

A los 14 años ya dominaba el esquí, el submarinismo, la gimnasia y hacía de modelo para los atlas de anatomía.

A los 32 años se trasladó al Reino Unido y trabajó de boxeador, de artista circense y de instructor de defensa personal.

A principios de la Primera Guerra Mundial fue recluido junto con otros ciudadanos alemanes y fue entonces que empezó a idear su método entrenando a sus compañeros recluidos y denominó al método, Contrología.

También empezó a entrenar a los enfermos que estaban en cama para que su recuperación fuera más rápida mediante ejercicios de resistencia progresiva.

Hacia el 1920 volvió a Alemania para hacer de educador físico y entrenador de defensa personal y empezó a tener contacto con el mundo de la danza pues el bailarín y coreógrafo Rudolph Von Laban y Mary Wigman, creadora de la danza expresionista, empezaron a introducir ejercicios del Método también a la danza.

Hacia el 1923 fue invitado por el partido nazi a entrenar al ejército alemán, cosa que rechazó y decidió emigrar hacia los Estados Unidos. Durante el viaje conoció a la que sería su mujer, Clara, quien estuvo trabajando con él hasta el último día. Se establecieron en Nueva York donde abrieron un estudio cerca del Ballet de Nueva York y empezaron a enseñar su método.

Aunque tenían alumnos de todas las profesiones y condiciones sociales, muchos bailarines y coreógrafos de la época iban a sus clases y así el método se empezó a difundir, entre ellos George Balanchine, Ted Shawn, Marta Graham… etc.

Su Método era casi desconocido fuera de Nueva York, hasta la muerte de Pilates en 1967. Pero fue introducido a principios de los 70 por Alan Herdman en Inglaterra y lo llevó también a Israel. Actualmente el Método Pilates como lo conocemos nosotros se practica por todos los puntos del planeta y gracias a sus enormes beneficios cada vez tiene más adeptos.

Joseph-Pilates

Joseph-Pilates


Cita:

“Debo de tener razón. Nunca una aspirina. Nunca en mi vida me he lesionado. Todo el país, todo el mundo, tendría que practicar estos ejercicios. Serán felices de hacerlos”.

Joseph H. Pilates, 1965, a los 86 años.