reflexiologia

Aplicando presión sobre puntos reflejos de los pies, se activa el sistema de autocuración.

Libera tensiones y dolores. Equilibra la energía. Depura el organismo. Regula la digestión y todo aquello que no funciona correctamente. Da los estímulos necesarios para curarse.

La reflexología te ayudará a calmar los nervios, a generar armonía interior, a estimular los sistemas circulatorio y linfático, a reducir la hipertensión y elevar la hipotensión, calmar dolores, a devolver la normalidad a todas tus funciones sensoriales, a reforzar el sistema inmunitario, a reducir la actividad de las glándulas y los órganos hiperactivos y a estimular los hipoactivos, a reactivar las partes del cuerpo perezosas, a relajar los músculos, reducir las sustancias tóxicas, a revitalizar y rejuvenecer la mente, el cuerpo y el alma.